El blog de Andorra Telecom

¿Que-tipo-de-conexion-a-Internet-necesita-tu-negocio

Tabla de contenidos

¿Qué tipo de conexión a Internet necesita tu negocio?

Una conexión a internet de empresa tiene unas necesidades específicas que la diferencian de las particulares. ¿Quieres saber qué criterios debes seguir para elegir bien? Te ayudamos en ello. 

Cómo elegir la conexión a internet de tu negocio

Las conexiones a internet de un negocio, por definición, son más potentes que las particulares. No en vano, tienen que soportar más tráfico de datos y son utilizadas por más personas. Pero es bueno, para no hacer un gasto poco realista, acotar claramente los términos. Solo así, podrás elegir lo que realmente te interese.

Hemos de decir, no obstante, que en los últimos años sí ha habido un crecimiento de las conexiones por fibra óptica. La razón es que, para usos profesionales, proporcionan mayor velocidad y seguridad que las conexiones Wifi. No obstante, y dependiendo del contexto, se puede elegir una u otra e, incluso, ambas pueden convivir. 

Existen distintas opciones de conexión con arquitectura ONT según la velocidad que necesites. Vamos a ver, dependiendo del caso, qué te puede convenir más:

1. Conexión a internet: tamaño del negocio

Lo primero que hay que considerar, antes de nada, es el tamaño del negocio. Y decimos esto porque, cuanto más pequeño y simple sea, menores complicaciones tendrás. Por ejemplo, un autónomo puede tener suficiente con una conexión con velocidad de 1 Gbps, pero una empresa de unas ciertas dimensiones podría requerir el máximo de hasta 10 Gbps.

Otra cuestión es el tipo de negocio. ¿El motivo? Que, si se trata de un comercio o un negocio de hostelería, quizás se quiere ofrecer la opción de Wifi abierto para clientes. En este caso, se pueden personalizar las condiciones de velocidad (300, 700 o 1 Gbps), así como los accesos. 

2. Dispositivos a los que se va a conectar

El número y tipo de dispositivos en los que va a funcionar la conexión es igualmente determinante. Si, por ejemplo, se trata de una conexión para varios ordenadores, quizás necesites un servicio más potente que pueda asumir una carga elevada. Y, por qué no decirlo, servicios como la conexión o la centralita iCloud ganan más valor, si cabe. Muchas veces, hay que pensar en conjunto cuando hablamos de conexión a internet y telecomunicaciones.

Por ejemplo, muchas veces necesitas hacer reuniones o videoconferencias internas. Te conviene contar con un servicio conectado a la nube (iCloud) que, además, cumpla con los estándares legales de protección de datos de Andorra. Por lo tanto, el tipo de conexión a internet también variará. 

3. Emplazamiento del negocio

El emplazamiento del negocio es otro de los puntos que no se deben obviar a la hora de trabajar. Y decimos esto porque no siempre es físico. Pongamos un ejemplo: una empresa de mensajería, transportes o que trabaje con comerciales a pie de calle. En todos estos casos, además de la conexión a internet para las oficinas, deberías contar con planes de conexión de datos para los móviles de la empresa. La red 5G, por ejemplo, debería solucionar sin grandes dificultades las cuestiones de conectividad.

La fibra óptica permite salvar el problema de la cobertura en la práctica totalidad del territorio. Ahora bien, no está de más que consultes a un comercial sobre las distintas posibilidades de integrar conexiones móviles en el paquete de servicios. 

4. Volumen de trabajo

El volumen de trabajo es, también, un elemento que no se puede obviar. Sobre todo, porque, para que funcione bien una conexión, debe tener una velocidad lo suficientemente alta. Cuando se trata de conexiones a internet de empresa, no debería ser, en ningún caso, menor a 1 Gbps. Hoy existen conexiones de alta capacidad para determinadas compañías que podrían alcanzar hasta 10 Gbps.

Cuanto más tráfico de archivos y documentos tengas, o más videoconferencias hagas, más te interesará una conexión rápida. Tener en cuenta este punto es igualmente relevante, porque la fibra óptica suele ser la mejor solución.

5. Requisitos de seguridad

Finalmente, los requisitos de seguridad son otro de los elementos que te puede hacer optar por una conexión u otra. Hoy en día, si se trata de conexiones para empresas, hay algunos puntos que debes tener en cuenta, más allá de la política de autorregulación de acceso interna que deberías implementar.

Por ejemplo, ¿tu conexión a internet incluye un servicio de cortafuegos como primera protección? ¿Tiene una protección anti DDoS para evitar ataques de servicio de denegación? O, mejor, ¿tiene SD-WAN para facilitar la interconexión evitando intrusiones al mismo tiempo? Todos estos servicios adicionales pueden aportarte tranquilidad.

Es cierto que la fibra óptica, de por sí, es más segura que el Wifi. Pero, cuando se trata de conexión a internet profesional, toda seguridad es poca. 

Por todo ello…

La conexión a internet para negocios tiene que escogerse bien para que dé buenas prestaciones y no infrautilices la inversión. ¿Tienes dudas de cuál es la solución que te interesa más? No te preocupes, porque en Andorra Telecom ofrecemos opciones de conectividad para autónomos y empresas. ¡Contáctanos para saber más!

Comparte este artículo en redes sociales

Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Facebook
Compartir en WhatsApp
Compartir por mail