El blog de Andorra Telecom

Wifi-o-Cable-de-Red-¿Que-es-mejor

Tabla de contenidos

Wifi o Cable de Red: ¿Qué es mejor?

Las tecnologías de conectividad de wifi o cable de red Ethernet para internet son distintas y tienen ventajas y desventajas. Aquí te damos más detalles para que elijas con criterio.

Wifi o cable de red, ventajas y desventajas de cada opción

Las tecnologías wifi o cable de red se diferencian por el tipo la conexión. En el caso del wifi, el dispositivo capta una señal a distancia, con mayor o menor intensidad. Por contra, en el caso del cable de red, este se conecta directamente del dispositivo al router o a un adaptador que lo conecta directamente.

En la década de 1990, las conexiones a internet eran, necesariamente, mediante cable. El motivo era eminentemente tecnológico: solo los ordenadores se conectaban a internet; dispositivos como los teléfonos móviles daban sus primeros pasos y las tabletas no existían, de ahí que no hubiese conexiones wifi. Los centros de trabajo tenían varios ordenadores conectados por cable respectivamente, de manera individual.

Sin embargo, en las dos últimas décadas ha habido un cambio exponencial. El enfoque de Internet de las Cosas (IoT) hace que distintos objetos puedan tener conexión a internet, gracias a sistemas como bluetooth o wifi, y que se pueda trabajar a distancia y enviar paquetes de información. El cambio, aquí, ha sido relevante. Y, si tenemos en cuenta que más de la mitad de la población está conectada a internet, con más motivo es importante que haya nuevas conectividades.

Ahora la mayoría de las veces funcionan con wifi, aunque hay otras posibilidades; lo cierto es que, si nos planteamos la disyuntiva entre wifi o cable de red es porque el segundo se sigue utilizando. Y es conveniente que conozcamos cuál es la mejor opción dependiendo del caso. Vamos a comprobar las ventajas y desventajas:

Ventajas y desventajas del wifi

La principal ventaja del wifi, y que ha hecho que se generalice, es que sirve para multitud de dispositivos. Con un router de señal media, puedes conectar tu ordenador, tableta o teléfono móvil. El principal motivo, además de la facilidad de conexión, radica en que hay más dispositivos compatibles. Esto, evidentemente, es mucho más cómodo que funcionar con una conexión de cable clásico, porque ganas margen de maniobra, y esto es de agradecer.

Una conexión wifi está libre de cables, de manera que no te tendrás que preocupar por tener una infraestructura física compleja. Simplemente, tienes que contar con el router conectado y, a partir de ahí, trabajar con tus dispositivos. Huelga decir que esto supone, igualmente, un ahorro económico, porque no es necesario hacer obras de calado. No ha de extrañar, pues, que sea la opción preferida cuando se trata de conexiones domésticas.

La principal desventaja está en que, en algunos casos, la intensidad de la señal no es la misma. Pero hay que señalar que esto se puede solucionar mediante la instalación de repetidores para la señal o reduciendo el número de dispositivos conectados. Por otra parte, contar con una conexión más rápida también ayudará a una mejor experiencia de navegación; aquí existen varias posibilidades.

Otro aspecto que puede ser una desventaja es la posibilidad de que haya intrusiones de terceros. Aquí lo ideal es que limites el número de dispositivos que pueden acceder y que, además, la contraseña no se comparta con nadie. Con estas dos medidas debería ser suficiente.

Ventajas y desventajas del cable de red Ethernet

La conexión de un dispositivo por cable tiene como principal ventaja la calidad y estabilidad de la señal, así como una latencia menor. Y esto, cuando se trata de trabajar, es especialmente relevante. No vas a estar expuesto, por ejemplo, a que la señal de wifi esté más floja. Y, como consecuencia de ambos factores, la velocidad es mayor, aunque este diferencial se haya recortado con los años.

La conexión directa por cable es más segura, a priori, que una conexión wifi por sus características. ¿El motivo? Que no es posible que un tercero se conecte de forma remota captando la señal, porque es de uso exclusivo de un dispositivo. De todas formas, has de saber que hoy existen sistemas de cifrado muy útiles y contraseñas potentes.

La principal desventaja, y uno es menor, es que solo puedes conectar un dispositivo o dos. Por lo tanto, aunque vas a concentrar la energía en un centro, no podrás aprovechar la conexión para otros usos. En este sentido, estamos ante un tipo de conexión que tiene mucho de analógico, por las obvias limitaciones.

Finalmente, hay que recordar que la conexión con cable implica, o bien un trajín de cables por el suelo de la casa, o bien que tengas que hacer obras, con el consiguiente engorro. Por lo tanto, es una opción que tiene más requisitos. Y el problema está en que, por muchas obras que hagas, el número de conexiones va a ser limitado.

Conclusión

La elección entre wifi o cable de red depende de ti, pero, indudablemente, si quieres una conexión integral en toda la casa, lo ideal es el wifi. ¿Buscas un proveedor confiable y que te ayude a que ninguna zona de tu hogar se quede sin conectividad. En Andorra Telecom te ofrecemos varias opciones de conexión wifi con distintas velocidades. ¡Llámanos para saber más!

Comparte este artículo en redes sociales

Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Facebook
Compartir en WhatsApp
Compartir por mail