El blog de Andorra Telecom

Como-proteger-tu-movil-del-calor-en-verano-consejos

Tabla de contenidos

Cómo proteger tu móvil del calor en verano: consejos

Ahora que ha llegado el verano, es especialmente importante proteger el móvil del calor. El hecho de olvidarte el móvil al sol, o exponerlo a temperaturas más altas de lo habitual, puede resultar perjudicial para el dispositivo. El calor puede causar problemas en la batería, hacer que el dispositivo funcione más lentamente, o dañar la pantalla. Por este motivo, a continuación, te damos varios consejos y recomendaciones para evitar que esto suceda, y para mantener tu teléfono móvil protegido de las altas temperaturas este verano.

Evita las temperaturas muy altas y las fuentes de calor

Puede parecer evidente, pero si queremos proteger el móvil, es imprescindible evitar lo máximo posible las temperaturas muy altas, el sol y otras fuentes de calor. Es habitual querer llevarse el teléfono móvil a la playa, pero debemos ser conscientes de cómo las altas temperaturas pueden dañar la pantalla y otros componentes del dispositivo. La batería podría verse afectada, y el móvil podría empezar a funcionar más lento.

Si quieres llevarte el dispositivo a la playa o a la piscina, intenta tenerlo siempre en la sombra; déjalo dentro de la bolsa, o colócalo bajo la sombrilla para evitar que el teléfono esté expuesto al sol. Por supuesto, si te llevas el móvil a la playa, también debes protegerlo del agua y la arena.

No lo dejes junto a otros dispositivos

Otro truco que puede ayudarte a proteger el móvil del calor en verano es asegurarte de que no dejas tu teléfono junto a otros dispositivos electrónicos. Los móviles, las tabletas y los ordenadores portátiles, entre otros ejemplos, generan calor, especialmente cuando llevamos mucho rato utilizándolos. Cuando dos teléfonos móviles, o un móvil y una tableta, por ejemplo, están colocados juntos, pueden transmitir el calor y hacer que el otro dispositivo aumente la temperatura.

Para evitar que tu teléfono móvil se caliente más de la cuenta, evita dejarlo junto a otros dispositivos, ya que esto podría hacer que su temperatura aumentara aún más. Es recomendable guardar los dispositivos sin que estén en contacto entre ellos.

No dejes el dispositivo en el coche

Otro hábito que puede resultar muy perjudicial para el funcionamiento de los teléfonos móviles es dejarlos en el coche. Algunas personas optan por dejar el dispositivo en el coche cuando van al supermercado, cuando deciden ir a pasar el día en la naturaleza o si tienen que ir a hacer algún recado, por ejemplo. Es importante recordar que, con las altas temperaturas del verano, el coche se calienta, lo cual hace que la temperatura del dispositivo también aumente. En caso de, por algún motivo, tener que dejar el teléfono móvil en el coche, es recomendable dejarlo apagado.

Reduce el uso del dispositivo para proteger el móvil del calor

Está claro que las temperaturas altas pueden hacer que el dispositivo se caliente más de la cuenta; sin embargo, este no es el único motivo por el cual un teléfono móvil puede sobrecalentarse. Las diferentes aplicaciones y servicios del dispositivo que utilizamos también hacen que su temperatura aumente. Por este motivo, es recomendable que, para proteger el móvil del calor, hagas un uso adecuado del dispositivo, y no lo utilices más de la cuenta. En caso de no tener que conectarte a ninguna red wifi, desactiva esta opción; haz lo mismo si no vas a conectarte a ningún dispositivo mediante Bluetooth.

Asegúrate de cerrar las aplicaciones que no estés utilizando, y evita abrir aquellas aplicaciones que requieran más recursos. La cámara, por ejemplo, puede contribuir a que la temperatura del dispositivo aumente más rápido de la cuenta. En caso de querer sacar fotos o grabar vídeos en la playa, es recomendable cerrar la aplicación de vez en cuando, y dejar que el dispositivo descanse. También es importante que evites utilizar el teléfono durante periodos de tiempo muy largos, y que desinstales las aplicaciones de tu dispositivo que no utilizas.

Carga el móvil en el lugar adecuado

El lugar donde cargues tu dispositivo también es muy importante. Uno de los componentes de un teléfono móvil que más puede verse afectado por las altas temperaturas es la batería, por lo que es especialmente importante cuidarla. De esta forma, la batería de tu dispositivo durará más, y el teléfono seguirá funcionando de forma eficaz durante muchos más años. Es imprescindible poner el teléfono a cargar en la sombra, en un lugar seco y donde no llegue el sol.

Por otro lado, muchas personas utilizan una batería externa para cargar el dispositivo. Se trata de un accesorio que puede resultar especialmente útil en verano; esto se debe a que, cuando pasamos todo el día fuera de casa, puede ser práctico poder cargar el teléfono en cualquier lugar. En caso de querer utilizar una batería externa, es importante que mantengas este dispositivo y el teléfono móvil separados, ya que ambos aumentarán la temperatura.

¿Quieres conocer más trucos y consejos relacionados con la tecnología, para sacar el máximo provecho a tus dispositivos? Te invitamos a consultar el blog de Andorra TelecomConnectem.

Comparte este artículo en redes sociales

Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp
Share on email
Compartir por mail